El Sr. Obispo bendice el centro diocesano dedicado a San Juan de Ávila

Coincidiendo con la festividad de San Juan de Ávila, Mons. Demetrio Fernández bendijo ayer el nuevo centro diocesano dedicado al santo montillano en la iglesia de la Encarnación de Montilla.

Tras la bendición, el Sr. Obispo presidió la Solemne Misa, en la que se expusieron a veneración las reliquias de San Juan de Ávila llevadas a Roma en 1894 por el obispo Espinosa de los Monteros, y que han sido devueltas al santuario de la localidad desde la Santa Sede por el Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández.
D. Demetrio Fernández manifestó que este hecho "es como un sueño que se ha convertido en realidad". Asimismo, alabó el trabajo de los sacerdotes que se encuentran en la localidad, como son José Almedina, rector del santuario; Carlos Gallardo, vicerrector del Centro Diocesano "San Juan de Ávila"; y Miguel Varona, párroco de Santiago Apóstol de Montilla.
Actualmente, el santuario es más espacioso y será un lugar en el que se profundice en la doctrina y el espíritu del Apóstol de Andalucía, donde la comunidad religiosa y los peregrinos que lo deseen puedan venerar las reliquias del santo, que se veneran desde su muerte, en 1569, en el santuario que lleva su nombre.
El acto finalizó con la inauguración de una placa en la calle que llevará el nombre de San Juan de Ávila, y que antes se denominaba Beato Juan de Ávila.