El Obispo celebra en el Seminario el aniversario su de ordenación episcopal

Los seminaristas felicitaron al Obispo en el aniversario de su Ordenación Episcopal

La vuelta de las vacaciones de Navidad en el Seminario, siempre se torna de un tono festivo. Un año más, el Obispo ha querido celebrar el aniversario de su Ordenación Episcopal con todos los que conforman el Seminario. Ya hace 16 años desde que aquel 9 de enero de 2005, memoria de San Eulogio de Córdoba, fue consagrado como Obispo.

La jornada comenzó en la mañana con la celebración en comunidad de la eucaristía, en la que tres de los seminaristas menores (Rafa, Enrique y Rafa) recibieron el Sacramento de la Confirmación. Monseñor Demetrio Fernández los invitó a ser testigos de "la fuerza del Espíritu que lleva al seguimiento de Cristo, con una actitud heroica cada día". De igual modo, el prelado puso como referente a San Eulogio, que decidió entregarse  por completo al Señor hasta el derramar la sangre.

Acto seguido, seminaristas y sacerdotes compartieron un rato de convivencia con el Obispo, quien les invitó a no dejar de rezar por él y por su santidad. Además, dio gracias a Dios por todas las gracias y dones que había recibido en la Iglesia, y en especial, en la diócesis de Córdoba.

Por su parte, los miembros del Seminario han querido agradecer los años de servicio del Obispo a nuestra Diócesis y han querido pedir al Señor por su ministerio. “Le pedimos al Espíritu Santo por su santidad, para que lo guíe y conduzca siempre hacia la voluntad de Dios. Pues cuanto más santo sea el pastor, más dóciles al Espíritu serán sus ovejas”, han instado.