“Solo el Sagrado Corazón de Jesús puede cambiar el rumbo de la historia”

-El Secretariado Diocesano para los Cristianos Perseguidos ha llevado a cabo esta iniciativa los días 23, 24 y 25 de enero.

-El Informe sobre Libertad Religiosa en el mundo 2018, elaborado por Ayuda a la Iglesia Necesitada refleja que el 61% de la población mundial vive en países donde no se respeta la libertad religiosa.

En Córdoba, 24 de enero de 2019. El Secretariado Diocesano para los Cristianos Perseguidos ha puesto en marcha la iniciativa de iluminar de rojo el monumento del Sagrado Corazón de Jesús en las Ermitas de Córdoba, con motivo de la celebración del Año Jubilar por el noventa aniversario de la consagración de Córdoba a esta advocación.

Así lo ha explicado la Directora de este Secretariado, Trinidad Lechuga, en la rueda de prensa celebrada para presentar el Informe Libertad Religiosa en el mundo 2018, elaborado por la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada. Trinidad Lechuga ha explicado que el color rojo simboliza “la sangre que han derramado muchas personas por el hecho de querer confesar su fe”. El monumento al Sagrado Corazón de Jesús se iluminó de rojo ayer, día 23, y también se iluminará de este color hoy y mañana, “para mostrar una defensa del derecho a la libertad religiosa y mostrar que el cristianismo ahora mismo también es la religión más perseguida”, según ha afirmado la Directora del Secretariado Diocesano para los Cristianos Perseguidos para quien “solo el Sagrado Corazón de Jesús puede cambiar el rumbo de la historia”.

Por su parte, el Subdirector de Ayuda a la Iglesia Necesitada, Carlos Carazo, en la presentación del Informe Libertad Religiosa en el Mundo 2018 ha destacado cómo en pleno siglo XXI “el 61 % de la población mundial vive en países donde no se respeta la libertad religiosa, lo que significa que 6 de cada 10 personas en el mundo no pueden expresar con total libertad su fe”.

Este Informe de carácter bienal, es el único de su clase editado por una entidad de la Iglesia católica que evalúa la situación religiosa en un total de 196 países, en los que se estudia el grado de cumplimiento del artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Carlos Carazo ha indicado que de todos los países del mundo se constata que en 38 de ellos se cometen violaciones importantes de la libertad religiosa; en 17 hay discriminación, y en 21 de ellos existe persecución.

Asimismo, ha señalado la grave situación que se vive en países como China y la India, pero también en Corea del Norte, Birmania, Vietnam o Kirguistán donde hay regímenes autoritarios, y en el continente africano que “se ve acosado por un islamismo radical”. Al hilo de esto ha comentado que este año Ayuda a la Iglesia Necesitada ha otorgado el Premio a la Libertad Religiosa al Obispo de Bangassou, el cordobés, Mons. Juan José Aguirre.