El sacerdote Antonio Reyes imparte una charla formativa sobre Mariología

Este acto se enmarca en las actividades previas a la coronación del Carmen de Rute

El 7 de marzo, el santuario de la Virgen del Carmen de Rute acogió la primera de las tres charlas formativas sobre Mariología, en la que el sacerdote Antonio Reyes, párroco de Santa Teresa de Córdoba, realizó una alabanza a la Virgen.

Se trata de una de las actividades programadas con motivo de la coronación canónica de la Virgen del Carmen de Rute que se celebrará el próximo 28 de julio del 2018.

Antonio Javier Reyes explicó los cuatro Dogmas Marianos: La Maternidad Divina, la Inmaculada Concepción, La Perpetua Virginidad y la Asunción de María. Según el ponente, dichos dogmas son considerados por la Iglesia como verdades de la fe que son irrefutables y que forman parte de lo que creemos y de cómo debemos vivir y celebrar nuestra fe, en particular, lo relacionado a la veneración Mariana.

En su explicación sobre el Dogma de la Perpetua Virginidad de María, Antonio Reyes explicó que la fiesta de “María, Madre de Dios” (Theotokos) es la más antigua que se conoce en Occidente, y según el mismo, María, fue virgen antes, durante y después del parto. Como corolario de lo anterior,  puso de manifiesto que dicho dogma preserva la real y perpetua virginidad de la Santísima Virgen María, incluso en el acto de dar a luz el Hijo de Dios hecho hombre".

Respecto del Dogma de la Inmaculada Concepción de María, del cual el ponente confesó su principal predilección en el estudio del mismo, Antonio Javier Reyes trató de explicar que María, en previsión de los méritos de su Divino Hijo y Salvador Jesucristo, fue concebida sin pecado en el seno de su madre. Este dogma, según Reyes, es un signo anticipado de limpieza, de belleza, de santidad, de perfección y de plenitud de María, es decir: un anticipo del ideal humano del proyecto que Dios había soñado para el hombre. Un modelo, por lo tanto, para cada persona humana, para cada creyente, para la Iglesia, para la humanidad. Lo que tanto soñamos y deseamos, en María se ha realizado ya.

En lo que referente al Dogma de la Maternidad Divina, en cuya explicación encadenó las frases más bellas de su ponencia,  Antonio refirió que la Virgen María es verdadera Madre de Dios, ya que Ella fue partícipe de la formación de la naturaleza humana de Cristo, de la misma manera en la que todas las madres contribuyen a la formación del fruto de sus entrañas. María es verdadera Madre porque Jesús es verdadero Hombre.  En relación a lo anterior, expuso que Jesús no necesitaba a una madre para venir a salvar a los hombres, y aun así la tuvo.

Finalmente, el sacerdote y párroco de Santa Teresa de Córdoba, cerró la alocución con su explicación en torno al Dogma de la Asunción de María y como a través del cual, la Madre de Dios, luego de su vida terrenal, fue elevada en cuerpo y alma a la gloria celestial. En este sentido, afirmó, que en la Santísima Virgen María, al final de su vida terrenal, no llegó a producirse la escisión de cuerpo y alma que tiene lugar en nosotros tras la muerte, en tanto en cuanto, María, es asunta al Cielo en cuerpo y alma a dicha gloria celestial.

Tras la finalización de la ponencia Juan Carrasco Guijarro, Consiliario de la Comisión de Coronación y de la Archicofradía de María Santísima del Carmen, Patrona de Rute, agradeció y felicitó a Antonio por su exposición, al igual que el Secretario de la Comisión, Jesús Manuel Redondo, que agradeció siempre la disponibilidad de Antonio para con la Patrona de Rute, disponibilidad que fue reconocida con la entrega del escapulario de plata de la Coronación, por parte de la Presidenta de la Coronación, Dolores López.

Antonio Murillo Torralbo y Juan José Romero Coleto, serán los encargados de impartir las dos siguientes ponencias de temática Mariológica, dentro de los actos de la Coronación Pontificia de la Patrona de Rute.