El Papa reflexiona sobre el luto en la familia

En la audiencia general mantenida hoy en la plaza de San Pedro.

VATICANO-PAPAEn la audiencia celebrada este miércoles, en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco abordó el tema del luto por la pérdida de algún familiar. “Por más que la muerte forme parte de la vida cotidiana, nunca nos va a parecer algo natural”, afirmó el Santo Padre.

Y reflexionó acerca del dolor que produce la pérdida de un ser querido afirmando: “Provoca un dolor desgarrador y un desconcierto que no sabemos explicar, y hasta a veces echamos la culpa a Dios” Ante estas circunstancia el sucesor de Pedro invita a mirar a Dios y a tener esperanza: “con la gracia divina, muchas familias muestran que la muerte no tiene la última palabra. La fe y el amor que nos unen a quienes amamos impiden que la partida de este mundo se lo lleve todo, que nos envenene la vida y nos haga caer en el vacío”.

Asimismo, indicó que la fe en que el Señor ha vencido a la muerte de una vez por todas es la certeza que tenemos frente a la desesperanza y aseguró que “nuestros difuntos están en las manos fuertes y buenas de Dios. Así, la experiencia del luto puede ayudar a estrechar aún más los lazos familiares”.

Por otro lado, expresó que es natural expresar el sufrimiento mediante el llanto y que “sentir la ausencia de un familiar nos permite también percibir más concreto y cercano el sacrificio de Cristo, que murió, resucitó y fue glorificado por el Padre, y su irrevocable promesa de llevar consigo a todos los suyos a la vida eterna”. Terminó diciendo que: “El amor de Dios es más fuerte que muerte”.