El Obispo visita la capilla de adoración perpetua

Esta capilla ubicada en la parroquia de Consolación permanece abierta nuevamente para los fieles que deseen estar junto a Jesús Sacramentado

Pasada una semana desde que reabriera sus puertas, la Capilla de Adoración Perpetua ubicada en la parroquia de Ntra. Sra. de Consolación acogió el jueves, 14 de mayo, al obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, coincidiendo este día con la festividad de san Matías Apóstol y siendo el primer jueves posterior a la reapertura de la Capilla de la Divina Misericordia.

El jueves siempre es día eucarístico y, por ello, el pastor de la Diócesis quiso hacerse presente para dar gracias a Dios junto a un grupo de adoradores y feligreses porque de nuevo la Capilla está abierta las 24 horas del día y el Señor es adorado sin interrupción.

Tras un rato de oración en la Capilla, Mons. Demetrio Fernández celebró la eucaristía acompañado por el párroco y un grupo de unas 70 personas. En la homilía, habló del gran bien que hace el Señor desde esta Capilla de Adoración a cada uno de los adoradores y a sus familias, a la parroquia, a la ciudad de Córdoba y a toda la diócesis. “Nos animó a seguir adelante acompañando al Señor y al ser la fiesta del Apóstol san Matías, nos habló de la apostolicidad de la Iglesia, una de las cuatro notas que definen a la Iglesia del Señor Jesús”, explican los responsables de esta Capilla que nuevamente permanece reabierta a todos los fieles que deseen o necesiten estar un rato junto a Jesús Sacramentado.