El Obispo se reúne con los trabajadores de la Curia

Al comienzo del curso, don Demetrio ha señalado a través de su carta pastoral las líneas más importantes para trabajar en los próximos meses.

El Obispo, don Demetrio Fernández, ha mantenido un encuentro con los trabajadores de la Curia Diocesana, el día 23 de septiembre. Una cita que ha comenzado con la celebración de la eucaristía en la Catedral, en la que ha pedido al Señor su ayuda y su intercesión en este comienzo del curso pastoral 2015-2016.

Posteriormente, en el Palacio Episcopal, don Demetrio ha señalado las principales líneas pastorales para el curso que comienza, marcado por el Año de la Misericordia. A través de un recorrido por su carta pastoral de inicio de curso, el Obispo ha destacado por un lado, la culminación de la Visita pastoral a toda la Diócesis este año, tras acercarse a las parroquias del arciprestazgo del centro. Y por otro lado, ha continuado con la apertura del Año de la Misericordia. Un año para el que ha pedido a los sacerdotes que estén al servicio de los fieles a través del sacramento de la penitencia y ejerciten el arte del acompañamiento y la dirección espiritual. Además, haciendo alusión a las palabras del Papa, ha recordado que hay que tener presente que “la Iglesia es un hospital de campaña.

En otro orden de cosas, el prelado ha instado a los trabajadores de la Curia diocesana a “mantenerse al servicio de toda la Diócesis y colaborado en la tarea de la evangelización”. “Servimos a la Iglesia en la tarea de la evangelización y servimos también a toda la Diócesis, no sólo a nuestro departamento”, ha manifestado.

Igualmente, ha trasmitido su deseo de articular y unificar a los miles y miles de laicos que hay en la Diócesis y que colaboran sobremanera en las parroquias, a través de la Acción Católica; anunciando también la puesta en marcha de una gran asamblea con todos los laicos de toda la Diócesis para el año 2017. Y finalmente, ha resaltado el buen trabajo que se está llevando en el Archivo diocesano, donde actualmente se está culminando un inventario actualizado de todos los bienes de la Diócesis; una catalogación unificada al servicio de la cultura y de los investigadores.