“Qué bonita es la Iglesia”

Monseñor Demetrio Fernández presidió la Vigilia Diocesana de Pentecostés

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, presidió la Vigilia Diocesana de Pentecostés en la parroquia del Salvador y Santo Domingo de Silos, La Compañía, el sábado, 30 de mayo. Como cada año, en esta solemnidad se celebra el Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar. Durante la homilía el prelado pidió que "entremos en la fiesta de Pentecostés con la alegría de recibir el Espíritu Santo". El Obispo recordó que "el Espíritu Santo es una persona como el hijo y el padre, un tú a tú con el que podemos tratar". Su labor es "hacer todo lo que no se nota, reflejo de su humildad". Monseñor Demetrio Fernández en su alocución aseguró que no hay "ninguna acción buena que no venga del Espíritu Santo".

El Pastor de la Diócesis pidió "por el trabajo pastoral de los laicos", que son los que, en estos momentos de dificultad, están trabajando de manera incansable en las parroquias y voluntariados. "No hay institución que tenga más voluntarios que la Iglesia" aseguró el prelado, que entregan su vida "para la construcción de la Iglesia". El Obispo terminó su homilía dando gracias al Apostolado Seglar y la Acción Católica "por las buenas acciones que inspiran la Diócesis".

Por su parte, Salvador Ruiz, Delegado Diocesano de Apostolado Seglar, aseguró que en esta noche "queremos abrir el corazón con el deseo de vivir un renovado Pentecostés". Salvador recordó que "la vida humana está guiada por el Espíritu Santo, al que hay que pedir su fuerza", sobre todo con las huellas que está dejando la pandemia del Covid-19.