El Obispo preside la misa en honor a la Virgen de Araceli

El primer domingo de mayo, cuando Lucena celebra el día de la patrona del campo andaluz, el Obispo presidió la santa Misa en la localidad.

 

La parroquia de San Mateo ha acogido el domingo, 7 de mayo, el día de la patrona del campo andaluz, la Virgen de Araceli. Una celebración que ha presidido el Obispo de Córdoba, don Demetrio Fernández, acompañado por el Obispo de Bilbao, don Mario Iceta, y el Vicario episcopal de la Campiña, David Aguilera.

Ante unas naves abarrotadas de fieles, en su homilía el prelado felicitó a todos los lucentinos en este día en el que honran a María Santísima de Araceli y manifestó que “esta cita nos hace sentirnos gozosos porque muestra a un pueblo que tiene Madre”. “Qué bonito es para los cristianos y los lucentinos venir a honrar a la Madre que Jesús nos ha dado”, afirmó. Y continuando, explicó a los presentes que este día es momento de darle gracias a Ella por todos los dones que nos ha prometido y pedirle por nuestras necesidades.

En otro orden de cosas, don Demetrio Fernández pidió que en este domingo del Buen Pastor recemos por todos los pastores de la Iglesia, así como por las vocaciones, ya que se celebra también la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. Y tras solicitar la colaboración de todos los fieles para ayudar también a los jóvenes que necesitan rehabilitarse y reintegrarse en la sociedad, concluyó anunciando que la Diócesis pondrá pronto en marcha un centro para acoger a todos aquellos jóvenes que tienen derecho a tener una segunda oportunidad.

Asimismo, como cada año, por la tarde, la imagen de María Santísima de Araceli saldrá en procesión por las calles de la localidad.