El Obispo impone la ceniza a los fieles

En su homilía ha recordado la importancia de vivir estos 40 días de preparación a la Pascua, la cual tendrá posteriormente 50 días de celebración.

El Obispo de Córdoba, don Demetrio Fernández, ha impuesto en la mañana del miércoles, 1 de marzo, la ceniza a los fieles que han acudido a la celebración en la Catedral.

En su homilía, el prelado ha comenzado recordando que el punto de referencia de la Cuaresma es la Pascua. “Jesucristo que afronta su Pasión; Muerte, voluntaria y libre por amor; y Resurrección, al tercer día entre los muertos”, ha indicado. En este sentido, ha manifestado que el centro de la vida cristiana no es la muerte, sino la vida. “Para prepararnos a esta fiesta tan grande, la Iglesia nos invita a vivir estos 40 días de preparación para la Pascua que tendrá posteriormente 50 días de celebración”, ha comentado, recordando a su vez que en estos 40 días en los que celebramos los misterios centrales de nuestra fe, “es tiempo de intensificar nuestra vida cristiana en todos los aspecto; especialmente, en el de la oración como primer punto de apoyo”. “La oración es el contacto con Dios y es abrir nuestro corazón de par en par a la escucha de su Palabra”, ha asegurado.

Además, ha aludido a la importancia del ayuno, la oración y la caridad fraterna durante la Cuaresma.