El Obispo implora la lluvia a San Rafael Arcángel

Celebración de la eucaristía en el Santuario del Custodio, en la iglesia del Juramento

Cargando reproductor...

El Obispo de Córdoba, Monseñor Demetrio Fernández, ha pedido hoy durante la homilía pronunciada en la iglesia del Juramento con motivo del día de San Rafael, la intercesión del Custodio de Córdoba para que la lluvia remedie la situación de sequía y, ya que es una necesidad actual, acudamos al Arcángel con fe para que “nos mande agua para nuestros campos, viñedos y olivares”.

El Obispo de la diócesis de Córdoba ha subrayado cómo el hombre moderno se “considera emancipado de Dios” y se filtra en nuestros días la sensación de que “eran los antiguos los que necesitaban de Dios” porque ahora conocemos los pronósticos meteorológicos con antelación; sin embargo, ha subrayado que a través de San Rafael “pedimos al Señor el agua que fecunde nuestros campos, porque es a Dios a quien pedimos cada día el pan”. Durante su homilía, aseguró que el hombre de hoy necesita a “Dios por mucho que se le distraiga” e instó a los fieles a que pidan a San Rafael su protección para alcanzar los objetivos de las familias e instituciones cordobesas”.

El prelado cordobés ha considerado en su alocución que hoy más que nunca necesitamos a Dios porque aunque “es verdad que la convivencia es en  paz y que los rigores de la crisis se van superando, acechan problemas muy serios a nuestra convivencia”, por lo que ha pedido a San Rafael que “nos proteja y nos eche una o las dos manos en  este momento coyuntural de la historia de España”.

Durante su homilía, Monseñor Demetrio Fernández, aseguró que los problemas no solo afectan a Cataluña sino también a jóvenes y a niños cuya “formación cristiana a veces se le niega” dejando de ese modo desatendidas sus necesidades espirituales. Igualmente, pidió la protección de San Rafael para los jóvenes que “esperan tener un futuro digno sin tener que emigrar y no todos encuentran una la situación digna para permanecer en la ciudad”.