El Obispo envía a la misión al sacerdote Leopoldo Rivero

El jueves 25 de octubre, el obispo de Córdoba, Don Demetrio Fernández, presidió en la parroquia de San Mateo en Lucena, la Eucaristía de envío a la misión de Don Leopoldo Rivero.

En la celebración eucarística, en la que participaron más de 20 sacerdotes, Don Demetrio impuso la cruz de las misiones a este sacerdote que ha desarrollado su labor evangelizadora en Lucena durante doce años y ahora se dispone a comenzar una nueva etapa misionera en Picota (Perú).

En su homilía, Don Demetrio, se mostró agradecido por la respuesta afirmativa y entusiasta de Don Leopoldo e instó a todos los presentes a que llevaran a cabo la misión que el Señor ha preparado para cada uno de ellos. Al acto no faltaron sus padres, que participaron activamente en la Eucaristía portando las ofrendas. También hicieron acto de presencia el resto de sus familiares, representantes del consistorio lucentino, partidos políticos, Agrupación de Cofradías, hermandades y feligreses de la parroquia de Santo Domingo de Guzmán, donde ejerció como párroco. En definitiva, los amigos de Don Leopoldo lo acompañaron en un momento tan especial para todos.

La parroquia se encontraba completamente llena ya que el pueblo de Lucena quiso agradecer a Don Leopoldo toda la labor que ha realizado en la localidad lucentina. Conocido y querido por todos, el pueblo quiso decir un hasta luego a un joven presbítero que ha conseguido ganarse el corazón de muchos lucentinos. Una muestra de ello fue el gran aplauso que recibió tras las palabras que ofreció justo antes de finalizar la Eucaristía.

Araceli Redondo