El Obispo desea una educación que pueda “transmitir la visión antropológica cristiana en libertad”

La inversión total asciende a 1.473.953 euros y ha permitido la construcción de ocho aulas, tres laboratorios y cinco departamentos, además de la mejora de la accesibilidad

Con estas mejoras la Diócesis y la Fundación Diocesana de Enseñanza “Santos Mártires de Córdoba” continúan apostando por una enseñanza de calidad y un Bachillerato que forme a los líderes del futuro con capacidad, compromiso y valores

Córdoba, 24 de enero de 2018.-  El Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, ha bendecido hoy las nuevas instalaciones del colegio Trinidad Sansueña perteneciente a la Fundación Diocesana de Enseñanza “Santos Mártires de Córdoba” y ha pedido que haya “libertad religiosa” en los centros escolares a la vez que ha deseado que la “educación pueda “transmitir la visión antropológica cristiana en libertad”.

El Obispo de Córdoba ha agradecido su dedicación a cuantos han trabajado en el proyecto y también al equipo directivo, a docentes, padres y alumnos del Colegio Trinidad Sansueña su esfuerzo por haber asumido algunas carencias en tiempos anteriores que “han servido también para educar”. Don Demetrio ha animado a los responsables del centro y a los alumnos a seguir trabajando porque “aunque los nubarrones no faltan, esperemos que éstos se conviertan en esperanza y nos traigan abundante lluvia”.

Por su parte, la directora de la Fundación de Enseñanza, María Cabonell, ha agradecido al Obispo “su acompañamiento en momentos de alegría y su oración para que el proyecto saliera adelante”. Asimismo, ha extendido la gratitud hasta el Obispo Fray Albino que inició este proyecto de educación diocesana.

 

Datos técnicos del centro

Las obras han tenido como objetivo mejorar las instalaciones del centro en el que estudian un total de 714 alumnos. Dichas obras han supuesto un coste total de 1.473.953 euros de los cuales han sido sufragados 1.289.514,31 euros por la Diócesis y 184.438,69 euros por la Fundación “Santos Mártires de Córdoba”.

Las intervenciones se han llevado a cabo sobre una superficie de 1.387, 85 m2 de nueva edificación y 2.433,83 m2 de reforma y se han realizado bajo la supervisión del director técnico de Patrimonio del Obispado, Rafael Prados; del arquitecto, Francisco Javier Vázquez Teja; y el arquitecto técnico de la Fundación Diocesana de Enseñanza “Santos Mártires de Córdoba”, Antonio Pavón Pedraza.

Dichas obras las ha llevado a cabo la constructora Sorigué del grupo ACSA Obras e Infraestructuras. Se han creado ocho aulas, tres laboratorios y cinco departamentos.

También se ha adecuado el centro a la normativa de accesibilidad, contra incendios y eléctrica, instalando dos ascensores, nueve baños para discapacitados y recorridos accesibles a todas las aulas. En cuanto a los exteriores se han renovado las pavimentaciones, se han dividido los patios en tres zonas diferenciadas para Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria.

Con estas actuaciones la Fundación Diocesana de Enseñanza continúa apostando por una enseñanza de calidad y un Bachillerato que forme a los líderes del futuro con capacidad, compromiso y valores.

Actualmente, el centro tiene una línea de Educación Infantil, una línea de Educación Primaria, dos líneas de Educación Secundaria, dos líneas de Bachillerato, y cuatro módulos formativos de Formación Profesional.