El Obispo agradece su servicio a las hermanas Mercedarias de la Caridad

En la festividad de la Virgen de la Merced, el Obispo de Córdoba ha presidido una Eucaristía en la capilla del Seminario Mayor San Pelagio, en la que han estado presentes las hermanas Mercedarias así como los seminaristas que inician hoy el curso.

La festividad de la Virgen de la Merced ha congregado hoy, en el Seminario Mayor a las hermanas Mercedarias de la Caridad, que celebran a su titular, así como a los formadores y seminaristas que viven en esta casa. La Eucaristía, presidida por el Obispo de Córdoba, don Demetrio Fernández, ha sido motivo de gozo y de agradecimiento por la labor que las hermanas realizan sirviendo tanto en el Seminario como en la Casa Sacerdotal.

En su homilía, el prelado ha manifestado: “todos somos beneficiarios en esta casa de la atención maternal de María a través de las hermanas Mercedarias de la Caridad”. Por eso, ha continuado: “éste es un día para felicitaros, agradeceros vuestro trabajo y dedicación, vuestro testimonio de vida consagrada, y encomendaros a la Virgen de la Merced”.

Asimismo, el pastor de la Diócesis se ha dirigido a los seminaristas que hoy comienzan las clases en el Seminario para animarles a comenzar un nuevo curso, lo que supone un paso adelante en el camino hacia el sacerdocio.