El Padre Cristóbal reúne en la Catedral al Cardenal Amato, al Nuncio en España y a más de una decena de Obispos

El domingo, 7 de abril, el Padre Cristóbal de Santa Catalina fue beatificado. La celebración comenzó a las 11 de la mañana, en la Catedral, con la asistencia de más de 5000 fieles.

litografia pintada

El Nuncio de Su Santidad junto con una decena de Obispos han estado presentes en la Catedral para asistir a la beatificación del Padre Cristóbal de Santa Catalina, fundador de las Religiosas Hospitalarias de Jesús Nazareno.

En representación del Papa Francisco, el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el Cardenal Angelo Amato, presidió la Misa de Beatificación.

Además del Obispo de Córdoba, han concelebrado la ceremonia otros prelados como el Cardenal Arzobispo Emérito de Sevilla, Mons. Carlos Amigo Vallejo; el Arzobispo de Sevilla, Mons. Juan José  Asenjo, así como el Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, Mons. Juan José Omella y el Obispo emérito de Huelva, Mons. Ignacio Noguer. También ha estado el de Burgos, Mons. Francisco Gil; el de Bilbao, Mons. Mario Iceta; así como el de Guatemala, Mons. Bernabé Sagastume.

Se estima que unas cinco mil personas procedentes de toda la geografía nacional e internacional han estado en la celebración, así como gran parte de la comunidad de Hospitalarias y un centenar de sacerdotes. Tras la Eucaristía, ha comenzado la procesión de la imagen de Jesús Nazareno y los restos del Padre Cristóbal hacia la Iglesia de Jesús Nazareno, en torno a las 13.15 de la tarde.