El nuncio apostólico impone el palio arzobispal a Mons. Saiz Meneses

El obispo de Córdoba estuvo presente en la celebración eucarística de la Catedral de Sevilla

El nuncio del papa Francisco en España, monseñor Bernardito Azúa, impuso el palio arzobispal a monseñor José Ángel Saiz Meneses, pastor de la Archidiócesis de Sevilla tras su toma de posesión el pasado 12 de junio, una insignia o prenda eclesiástica de lana virgen que portan exclusivamente los arzobispos y que evoca su plena adhesión a la Iglesia y su comunión con el Santo Padre.

A la celebración eucarística en el Altar del Jubileo de la Catedral de Sevilla, que se celebró la mañana del sábado 11 de septiembre, acudieron el cardenal arzobispo emérito, Mons. Carlos Amigo; el también arzobispo emérito, Mons. Juan José Asenjo y los arzobispos y obispos de las diócesis de la Provincia Eclesiástica de Sevilla, entre los que se encontraba Mons. Demetrio Fernández, obispo de Córdoba.

Agradecido al Santo Padre por su nombramiento y entrega del palio, el arzobispo de Sevilla expresó sus sentimientos “de fidelidad y de obediencia” al obispo de Roma.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES