El Museo Diocesano presenta “El gran mercado del mundo” de Calderón de la Barca

Este auto sacramental de Calderón de la Barca se representó en el Obispado del 6 al 8 de junio, con el fin de recaudar fondos para restaurar las obras de arte del Museo.

El Museo Diocesano de Córdoba lleva a cabo una nueva iniciativa: la representación del auto sacramental El gran mercado del mundo, de Calderón de la Barca. Teniendo en cuenta que los autos sacramentales no han perdido su capacidad de atracción, y sobre todo, constituyen un precioso exponente de la aportación de la fe cristiana a la cultura, el Museo Diocesano ha organizado dicha actividad cultural de alto nivel. El objetivo es recaudar fondos para la restauración de obras de arte e implicar a otras instituciones en el proceso de recuperación del Museo Diocesano.

Representación del auto sacramental

El auto sacramental que se representó en el Palacio Episcopal será El gran mercado del mundo, de Calderón de la Barca. La producción del mismo la llevó a cabo la Escuela Superior de Arte Dramático de Córdoba, a cargo del director de escena, D. Vicente Úbeda. La estructura de la obra es de una introducción más cinco momentos que se desarrollaron entre el patio de Mardones, la escalera barroca y el salón barroco del Palacio Episcopal, en el cual se trazará un escenario central que recorra todo el espacio longitudinalmente. El propio Palacio y parte del mobiliario del Museo Diocesano se integró en el escenario, uniéndose a un complejo montaje escenográfico que en ningún caso alteró los espacios. La interpretación de la música fue original y ejecutada en directo. Se habilitó un aforo de 250 personas aproximadamente.

Fecha de representación

Se plantearon tres representaciones sucesivas que durante los días 6, 7 y 8 de junio, cercanos a la festividad del Corpus Christi. El acto comenzó a las 22:00h el viernes y el sábado, y el domingo a las 21:00. Las entradas se pudieron adquirir tanto en el Palacio Episcopal como en la oficina BBVA del Gran Capitán –entidad colaboradora que ha asumido el total de los gastos- y tuvieron un coste de 10 euros a modo de donativo para el Museo Diocesano.

Cartel

Díptico