El jueves, el Santo Padre concluyó su agenda acogiendo a los jóvenes

En un breve e intenso discurso improvisado ante miles de argentinos reunidos en la Catedral San Sebastián de Rio, el Papa Francisco ofreció a los jóvenes un programa de vida basado en las Bienaventuranzas y les pidió que "no licúen la fe en Jesucristo".

Encuentro con los jóvenes argentinos en la Catedral de San Sebastián (5)

Igualmente, acudió a su cita con más de un millón de jóvenes en el paseo marítimo de Copacabana, de Río de Janeiro, quienes junto al Pontífice participaron en la Fiesta de Acogida de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

En su saludo inicial, el Santo Padre exhortó a los jóvenes de todo el mundo a acoger a Cristo en sus vidas y alimentarse de su fe, asegurando a los jóvenes que Cristo los sigue invitando a ser sus testigos, sus discípulos y sus amigos.

Ante un mar de banderas de todos los países, e interrumpido solo por los vítores del más de millón de jóvenes, el Papa Francisco trajo al recuerdo la primera JMJ a nivel internacional, realizada en Buenos Aires -su ciudad-.

En otro orden de cosas, afirmó que: "La juventud tiene que ser fuerte, alimentarse de su fe y no empacharse de otras cosas. ‘Pon a Cristo’ en tu vida, pon tu confianza en él y no quedarás defraudado”, expresó el Papa al término de la Fiesta de Acogida, en la que también recordó al Obispo Emérito de Roma, Benedicto XVI, como el principal impulsor de esta JMJ.

Saludo personal al Papa

Asimismo, cinco jóvenes de todo el mundo, uno de cada continente, saludaron personalmente al Papa Francisco durante la fiesta de acogida de la Jornada Mundial de la Juventud en la playa de Copacabana.

La primera joven era representante de Europa; el segundo joven, de Asia; el tercer joven de África; el cuarto de Oceanía; y por último, una joven brasileña.

 

Adjunto publicamos los dos discursos del Santo Padre en Río de Janeiro, el del encuentro con los jóvenes argentinos en la Catedral de San Sebastián y el saludo del Papa en Copacabana.

DISCURSO ENCUENTRO CON LOS JÓVENES ARGENTINOS EN LA CATEDRAL DE SAN SEBASTIÁN

SALUDO DEL PAPA EN COPACABANA