El Hospital Reina Sofía agradece a la Diócesis su colaboración durante la pandemia

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha recogido una ilustración como agradecimiento a la labor de la Diócesis

El Hospital Universitario Reina Sofía ha querido agradecer a IMIBIC y a diversas instituciones y empresas su colaboración en la pandemia aportando diversas donaciones para hacer más llevadera y confortable la atención a pacientes y el trabajo de los profesionales en la pandemia. Entre ellas, ha reconocido la labor de la diócesis de Córdoba durante los meses más duros del Covid-19, en los que cientos de organismos, parroquias, congregaciones religiosas y hermandades han aportado todos sus recursos y su trabajo para paliar las necesidades más emergentes.

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha asistido al acto celebrado en la puerta principal del IMIBIC para recoger una ilustración en señal de agradecimiento de la mano de María Jesús Botella, delegada territorial de Salud y Familias.

Botella ha dado las gracias públicamente a todas las instituciones y empresas colaboradoras en la pandemia y ha hecho una mención especial a la diócesis cordobesa por todo lo que ha destinado en esta crisis sanitaria. “El Obispado puso a disposición los espacios con los que cuenta con el fin de ayudar a todos los afectados por el Covid-19 y gestos como este y otros muchos, son los que han ayudado y han mostrado una inmensa solidaridad”, ha afirmado.

Por su parte, Pablo Pérez, director científico del IMIBIC, ha resaltado que esta situación ha demostrado que “las instituciones al final son las personas que las conforman” y en plena primera ola de pandemia, “la solidaridad y las muestras han sido muchas”.