Un Adoremus especial por San Valentín

"El enamorado te espera en la Custodia" es el lema escogido para la celebración del Adoremus en la capilla del Seminario Mayor San Pelagio, el próximo 14 de febrero, a las 20:30 h.

La Pastoral Vocacional, el Seminario Conciliar “San Pelagio” y la Delegación Diocesana de Juventud han organizado un Adoremus muy especial, coincidiendo con la festividad de San Valentín, el próximo jueves, 14 de febrero. Lleva por lema: “El enamorado te espera en la Custodia” y se celebrará en la capilla del Seminario Mayor, a las 20:30 h.

Se comenzará con una charla de formación y a continuación, el Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, presidirá la Eucaristía, para terminar con un tiempo de adoración ante el Santísimo.

Este Adoremus será muy especial tanto para los seminaristas como José Antonio, que nos contaba cómo trasladar la capilla del Adoremus que normalmente se celebra en la capilla de San Juan Pablo II situada en la parte trasera a la parroquia de La Compañía, y llevarla en esta ocasión al Seminario, una vez al año, “supone que los jóvenes vivan su fe en el contexto en el que la vivimos los seminaristas”. “El Seminario se convierte una vez al año en un foco espiritual para todos los jóvenes de la Diócesis”, afirmaba. También para el seminarista, Pablo Fernández es “una alegría abrir las puertas de nuestra casa para que venga quien quiera ya que hay muchos jóvenes que no conocen el Seminario”. De igual modo, para otro seminarista, Manuel Millán, decía que “es un regalo el ver cómo nuestra capilla se llena de jóvenes a uno lo anima a formarse para seguir dedicándose a los jóvenes”.

Esta es una experiencia también compartida por los jóvenes que ya tuvieron la oportunidad de participar en esta celebración el año pasado. Por ejemplo para Cristina Gracia "el Adoremus siempre es una experiencia preciosa porque ves cómo te llena el corazón pero el año pasado, el compartirlo con los seminaristas de San Pelagio fue todavía más emocionante porque ves cómo Dios llama a cada persona para entregarle su vida a lo que realmente te va a hacer feliz, en concreto estos jóvenes a la vida sacerdotal y la alegría con la que escuchan el mensaje de Dios, lo transmiten y lo comparten es una experiencia muy significativa”.

 

 

COMPARTIR EN REDES SOCIALES