El domingo se inauguró la Capilla de Adoración Perpetua

En la parroquia de Nuestra Señora de Consolación.

El domingo 12 de abril, el Obispo inauguró una capilla de Adoración Perpetua con el objetivo de que los laicos de la diócesis tengan un lugar donde poder adorar y rezar ante el Santísimo, las 24 horas del día los 365 días del año.

Para llevar a cabo esta iniciativa ha estado en nuestra diócesis, el Padre Justo Lofeudo, misionero de las capillas de Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento, que ha estado visitando a todos los sacerdotes para informarles sobre qué es la adoración perpetua y los frutos que se obtienen.

La celebración comenzó con una misa en la parroquia de las Santas Margaritas, presidida por Don Demetrio Fernández, y desde allí se inició una procesión hasta la parroquia de Nuestra Señora de Consolación donde se ha ubicado esta Capilla de Adoración Perpetua.