El domingo se celebra en la Iglesia una Jornada Pro Orantibus

Se dedicará a la vida contemplativa con motivo de la solemnidad de la Santísima Trinidad.

2015proorantibuscartelEl domingo 31 de mayo celebramos la solemnidad de la Santísima Trinidad y la Jornada Pro Orantibus que estará especialmente dedicada a los monjes y monjas de vida contemplativa.

Una Jornada que este año se enmarca en el Año de la Vida Consagrada proclamado por el papa Francisco para toda la Iglesia y dentro del V Centenario del nacimiento de santa Teresa de Jesús.

“Es una celebración gozosa para dar gracias a Dios por el don de la vida de los monjes y monjas, que se consagran enteramente a Dios y al servicio de la sociedad en los monasterios y claustros”, afirma don Vicente Jiménez, arzobispo de Zaragoza y Presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada. El Arzobispo invita a todos los fieles a que se “ore al Señor por esta vocación tan especial y necesaria, despertando el interés por las vocaciones a la vida consagrada contemplativa”.