El Cristo de la Liberación, de Aurelio Teno, colocado en la Catedral

Fue una de las principales obras de la exposición celebrada con ocasión del ciclo de exposiciones del Año Teno que reivindicó la figura del artista cordobés.

0001

El Cristo de la Liberación, que Monseñor Infantes Florido encargara a Aurelio Teno para su propio mausoleo, ha quedado expuesto en el muro oeste de la Catedral de Córdoba. Se cumple así un deseo mostrado por la familia del famoso artista cordobés de que  dicho crucificado luciera dentro de sus muros. La pieza, que en principio era propiedad del prelado cordobés, fue donada al Cabildo para que pasase a formar parte del tesoro catedralicio.

Mónica Teno, hija del escultor, ha mostrado su orgullo porque esta obra quede expuesta. Fue una de las piezas principales de la colección de arte sacro que se expuso en las galerías del Patio de los Naranjos con ocasión del Año Teno en que el Cabildo de Córdoba participó dentro del programa de actos organizados con motivo del 775 aniversario de su constitución.