El Corpus Christi pasea por nuestras calles

La celebración eucarística ha estado presidida por el Obispo de la diócesis, don Demetrio Fernández, y ha contado con la participación de autoridades, hermandades y cofradías, y una notable asistencia de pueblo fiel.

La diócesis de Córdoba se ha sumado hoy a la gran celebración del Corpus Christi en la Iglesia Católica. La festividad ha dado comienzo a las 8 de la mañana con la solemne celebración de la Eucaristía en el templo principal de la diócesis, presidida por Mons. Demetrio Fernández, y concelebrada por el clero diocesano. En la homilía, el pastor de la diócesis ha manifestado la importancia de este día en el que "rendimos homenaje y culto a Jesucristo". Haciendo alusión al Evangelio, “Dadles vosotros de comer”, ha indicado que “hoy más que nunca Jesús nos invita a abrir nuestro corazón y darle de comer a tantas personas que lo necesitan”. Al hilo de esto, ha elogiado la labor de Cáritas y ha asegurado que “el hombre que no tiene a Dios, padece la mayor de las carencias”, por lo que ha pedido a los fieles “proclamar el Evangelio y llevar la buena noticia de que Dios es amor y ama a todos”. Posteriormente, pasadas las 9.30 de la mañana se ha iniciado el itinerario de la Custodia de Arfe por las calles del casco histórico, deteniéndose en los distintos altares colocados por hermandades de la ciudad como la Trinidad, el Carmen de San Cayetano o la Sentencia, entre otros, así como la Delegación diocesana de Juventud. Poco a poco, la procesión fue avanzando sobre la alfombra de romero que exornaba las calles rumbo a la céntrica plaza de las Tendillas, donde estaba instalado el altar del Cabildo Catedralicio. Una vez allí, el Obispo ha dedicado una breve alocución a los presentes agradeciendo la generosidad que el pueblo de Córdoba ha tenido con los más necesitados junto a Cáritas en estos tiempos de crisis, recordando también que en este día es Jesucristo presente en la Eucaristía el que recorre las calles de la ciudad. Asimismo, ha instado a los fieles a participar hoy en la hora de exposición del Santísimo, convocada por el Santo Padre, que tendrá lugar a las 17.00h. en la Catedral. Seguidamente, ha impartido la bendición con el Santísimo Sacramento, retomando su itinerario por la calle Jesús y María, rumbo a la Catedral. El cortejo, formado por algunos niños de Primera Comunión, la Agrupación y las hermandades de Córdoba, junto con las asociaciones religiosas, la Adoración Nocturna, seminaristas y el clero diocesano, hizo su entrada a la Catedral, dando así por concluida la multitudinaria procesión en la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo.