El Consejo Diocesano de Pastoral aborda la Nueva Evangelización en la Diócesis

El Consejo Diocesano de Pastoral, un órgano colegiado de comunión eclesial en la Diócesis de Córdoba, con más de cuarenta componentes sacerdotes, religiosos y laicos representan todas las zonas geográficas y diversos carismas de la comunidad eclesial diocesana, se ha celebrado en Córdoba –Casa de Espiritualidad de San Antonio-, el sábado 16 de febrero de 2012.

Siguiendo el Orden del Día, la Jornada ha comenzado con un momento de oración presidida por don Demetrio Fernández González, Obispo de Córdoba, y ha dirigido un saludo a los presentes.

Poste

riormente, el sacerdote Jesús Higueras Esteban, párroco de Santa María de Caná de Pozuelo de Alarcón (Madrid) ha presentado su experiencia en el último Sínodo de la Iglesia, ya que éste estuvo presente en el mismo. Su ponencia se ha centrado en el valor de la parroquia en la Nueva Evangelización.

En un segundo momento, se ha abierto una mesa redonda analizando la Diócesis desde tres aspectos: la transmisión de la fe –por parte de Álvaro Martínez, delegado de apostolado Seglar-, la celebración de la fe –por parte de Jesús Poyato, Vicario episcopal de la Campiña-, y la acción caritativa y social –por parte de Lali Ramírez, de Cáritas Diocesana-.

En un tercer momento, estos tres aspectos han sido trabajados en pequeños grupos, un total de cinco, que han aportado sus conclusiones y aportaciones para la transmisión de la fe, la celebración de la fe y la acción caritativa.

La Jornada ha concluido con la celebración del Obispo, presidida por el Obispo de la Diócesis.

Por lo demás el Consejo desea expresar:

- nuestra comunión plena con el Papa Benedicto XVI, Sucesor de Pedro. Recordando las palabras de Jesucristo en el evangelio “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”, nos unimos a la Iglesia universal en la acción de gracias por este Pontificado, y por la súplica al Espíritu Santo para que acompañe a la Iglesia en estas próximas semanas de particular importancia.

- Como Iglesia que prolonga el amor del Buen Samaritano, hacemos un llamamiento para que todas las personas e instituciones, de Iglesia y de la sociedad, salgan al encuentro de tantas personas y familias que sufren por carencias elementales para vivir. Animamos a las Cáritas parroquiales y otras instituciones eclesiales a seguir atendiendo a los pobres que viven a nuestro lado.

- Queremos mostrar nuestra cercanía y afecto a todos los que están siendo especialmente golpeados por la situación económica actual. Y que en situaciones especiales se detengan los desahucios y se encuentren otras soluciones para tantas familias que se ven en la calle o en peores situaciones dramáticas de desesperanza.