El Arca de plata, que contiene el cuerpo de san Juan de Ávila, camina hacia Madrid

Después de la vigilia de oración en la noche del domingo 14 al lunes 15, solemnidad de la Asunción, los peregrinos cordobeses y todos los que han llegado desde distintos países, unas 6.000 personas en total, han participado en la Eucaristía.

A las 7:30 de la mañana ha llegado el relicario con el cuerpo de san Juan de Ávila al estadio del Fontanar en la ciudad de Córdoba, escoltado por una pareja de la Guardia Civil y portado a hombros de voluntarios y devotos del Santo Maestro de Montilla. En la procesión de entrada, acompañado por las banderas de todos los países participantes, y rodeado de las palmas del triunfo portadas por otros tantos jóvenes, el cuerpo de San Juan de Ávila ha sido llevado hasta el altar a hombros de cuatro seminaristas mayores de Córdoba, colocándolo en un lugar destacado junto al altar.

Al comienzo de la Santa Misa, el Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, ha incensado el Arca de plata que contiene tan preciadas reliquias y al final de la celebración ha encomendado a todos los miles de jóvenes presentes a la intercesión del Apóstol de Andalucía, copatrono de esta JMJ, que camina delante de ellos para encontrarse con jóvenes de todo el mundo en Madrid.

Antes de llegar a la capital de España, las reliquias de san Juan de Ávila harán escala en Oropesa (Toledo), donde las Hermanas de la Fraternidad Reparadora le dedicarán unas horas de veneración en clima de oración con el Santo. En la tarde-noche del lunes 15 serán recibidas en la Catedral Castrense de Madrid por su Arzobispo, Mons. Juan del Río, quedando instaladas durante la JMJ en este lugar céntrico de la capital.

Los jóvenes cordobeses peregrinos en Madrid tendrán en la mañana del martes 16 una celebración conjunta, presididos por el obispo de Córdoba, en la misma Catedral Castrense, donde se encuentran instaladas estas reliquias, hasta que sean trasladadas en la tarde del viernes 19 a la Catedral de la Almudena. Aquí el Papa Benedicto XVI venerará las reliquias del patrono del Clero diocesano español y hablará a los seminaristas del mundo entero, proponiéndolo como modelo de vida sacerdotal.

Otro relicario, que contiene el corazón de san Juan de Ávila, estará a la veneración de los fieles en el Seminario Conciliar de Madrid, durante la cadena de oración y adoración continua de los seminaristas españoles.

Desde Madrid las reliquias serán trasladadas al monasterio de las Carmelitas Descalzas de La Aldehuela y más tarde al del Cerro de los Ángeles, donde serán veneradas por las monjas de clausura. En la tarde del lunes 22, el Arca de plata acudirá al encuentro vocacional convocado por el Camino Neocatecumenal, donde aquellos que son llamados al sacerdocio se levantan para ofrecerse voluntariamente al Señor en su Iglesia para la nueva evangelización.

El cuerpo de san Juan de Ávila visitará en Madrid el monasterio de las Hermanas Oblatas de Cristo Sacerdote, antes de su regreso a Montilla, previsto para el martes 23, donde recibirá ese mismo día por la tarde una solemne acogida por parte de los montillanos, que guardan con veneración y alegría las reliquias de quien quiso hacerse montillano y desde Montilla partió para el cielo el 10 de mayo de 1569.