Dulces y servicios elaborados por las “manos de Dios”

Las religiosas ya están en plena campaña de Navidad con la elaboración de dulces, mermeladas, vinos o regalos litúrgicos, entre otros

El olor de los mantecados, roscos, magdalenas, yemas, trufas y alfajores emana durante estos días los monasterios de nuestra Diócesis que ya se encuentran a pleno rendimiento para la campaña de Navidad. Unos manjares a los que se suman también dulces típicos como pestiños y bizcochos o mermeladas y vino dulce procedente de Montilla.

Las religiosas de nuestra Diócesis mantienen un año más su venta de dulces con la mayor de las precauciones, siguiendo las directrices higiénico-sanitarias, con el fin de ofrecer al público sus productos y hacer frente así a sus necesidades.

Este año las circunstancias son diferentes, incluso difíciles para muchos monasterios debido a la pandemia, por ello los conventos se han renovado y las religiosas se prestan a atender los pedidos de todas las personas que lo deseen de forma telefónica, preparan su encargo y mantienen así la actividad en el torno de sus conventos con total seguridad. Igualmente, el torno ya está abierto para quien desee adquirir “in situ” cualquiera de sus productos.

Además, como no en todos los monasterios se ofrecen dulces, muchas de estas “manos de Dios” se encargan también de proporcionar servicios de limpieza en seco de prendas de ropa o de bordado de mantelerías. Por tanto, agradeciendo de antemano la ayuda de todos los clientes, a continuación ofrecemos dónde encontrar sus servicios.