Dos nuevos sacerdotes y un diácono

En la solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, el Obispo de Córdoba ha ordenado a dos nuevos presbíteros y a un diácono, en la Catedral.

La Diócesis de Córdoba celebra hoy, solemnidad de San Pedro y San Pablo, un día grande puesto que ya cuenta con dos nuevos sacerdotes y un nuevo diácono que ayudará en el sacrificio del altar. El Obispo de Córdoba, don Demetrio Fernández ha presidido la celebración que ha estado concelebrada por el Cabildo, los rectores y formadores del Seminario Mayor San Pelagio y Redemptoris Mater San Juan de Ávila, el Superior Provincial de los Carmelitas, así como los sacerdotes que han acompañado en su vocación a los nuevos ordenados.

También han asistido cientos de fieles entre ellos, sus familiares y amigos así como los feligreses de las parroquias a las que pertenecen: Gaetano Cantavenera, de la parroquia de la Sagrada Familia, y Jesús Linares Torrico, de la parroquia de Ntra. Sra. de la Encarnación (Santa Eufemia), que han sido ordenados presbíteros; y de la parroquia de Ntra. Sra. de la Esperanza a la que pertenece el nuevo diácono, Rafael Prados Godoy.

En su homilía el Obispo ha felicitado a los nuevos ordenados así como a la familia. Asimismo ha explicado que éste también era un momento especial para que los jóvenes allí presentes se planteases su vocación.

 

La ceremonia íntegra en este enlace