Dos años de la capilla de adoración perpetua

La capilla de Adoración Perpetua de la Diócesis cumplió el pasado 12 de abril, dos años de su apertura. Con este motivo, el Obispo presidió una misa de acción de gracias.

El 12 de abril de 2015 se inauguró la primera capilla de Adoración Perpetua en nuestra Diócesis, en la que los laicos eran los encargados de realizar turnos de adoración al Santísimo de modo que el Señor siempre estuviera acompañado, las 24 horas del día y los 365 días del año. Y así ha sido desde entonces. Más de 300 personas pasan cada semana por la capilla para dedicarle un tiempo de oración al Señor, junto a los más de 450 adoradores que hay inscritos.

Por ello, y para dar gracias a Dios por este lugar en nuestra Diócesis, el Obispo se trasladó el pasado domingo hasta la parroquia de La Consolación, donde se encuentra la capilla, para presidir la misa. Allí, instó a los presentes a continuar acercándose a Jesús, acompañándolo cada día en este lugar en el que siempre está expuesto y abierto a todo el que desee visitarlo.