Don Demetrio Fernández pide a la Virgen de la Fuensanta que “proteja a todas las madres”

La fiesta de Nuestra Señora de la Fuensanta congregó ayer a centenares de personas que se acercaron un año más hasta el Santuario para honrar a la patrona de Córdoba.

fuensanta2010Coincidiendo con la Natividad de la Santísima Virgen, se celebró la solemnidad de Nuestra Señora de la Fuensanta presidida por primera vez por Don Demetrio Fernández y concelebrada por el Cabildo Catedral y el clero parroquial.
El Sr. Obispo comenzó su homilía rodeado de cientos de fieles que como cada año abarrotaban las naves del templo para asistir a la ceremonia, donde reconoció que en tan sólo medio año ha comprobado el amor y la devoción que los cordobeses profesan a la Virgen.
D. Demetrio Fernández explicó que "el pluralismo se fomenta por todos los cauces y muchas veces nuestras tradiciones se ignoran, incluso se atacan", por eso pidió que la mirada de todos descanse en "la contemplación gozosa de la Virgen Santísima" y que en la oración colecta pidamos que "el Señor nos aumente la alegría y la paz en el alma por contar con esta madre en el cielo que nos cuida y nos protege".
El Sr. Obispo también señaló que no corren tiempos fáciles para la religión cristiana en una sociedad que continuamente intenta "eliminar a Dios del mapa", por eso recomendó "mirar a la Virgen Santísima, vivir como cristianos, viviendo coherentemente nuestra fe".
Al mismo tiempo, tuvo palabras para abogar por la defensa de la vida pidiendo a la Virgen de la Fuensanta "que proteja a todas las madres, ya que son fuentes de la vida" , tras explicar que cada día son miles los asesinatos que se producen en el vientre materno, porque cada vez hay más facilidad de conseguir medios para abortar, mientras que "no se ofrece nada a las mujeres que piden ayuda para llevar adelante su maternidad". Al mismo tiempo, Don Demetrio señaló que "la mujer vuelve a ser una vez más víctima de una sociedad egoísta", donde muchas de ellas se ven obligadas a abortar, "un acto criminal que les pesará toda la vida", insistió.
Por último, el Sr. Obispo dejó claro que "nos quitarán la vida, pero nunca la fe". y que siempre tengamos "el gozo de ser hijos de María y de creer en Jesucristo".

 

Homilía del Sr. Obispo en la Fuensanta

descargar