Días intensos de fe y comunión en El Rocío

Tras la Vigilia de oración en conexión con Río de Janeiro y la Misa de envío, la Jornada de Pastoral Juvenil en El Rocío concluyó el domingo 28 de julio.

La Eucaristía de envío puso el colofón final a la Jornada de Pastoral Juvenil en El Rocío. Una jornada que ha resultado todo un éxito y que ha tenido una gran aceptación por parte de los jóvenes andaluces. Más de 6.000 han estado presentes en la aldea almonteña del 25 al 28 de julio.

El encargado de oficiar la Misa de envío fue el Arzobispo de Sevilla, Mons. Juan José Asenjo, quien en su homilía invitó a los jóvenes a "mostrar el rostro de Cristo a los demás".

Vigilia en conexión con Río

Previo a este acto, los peregrinos tuvieron un amplio programa de actividades. El sábado, tras la celebración de la Eucaristía y las catequesis de los Obispos, la diócesis de Córdoba al igual que el resto, participó en diversas actividades diocesanas y en la denominada "fiesta de carismas", un espléndido muestrario de la diversidad de la realidad eclesial.

Después, situados todo en la plaza del Real, comenzó la Vigilia de oración en conexión con Río de Janeiro. Una celebración que estuvo precedida por la llegada de la Cruz de los Jóvenes al escenario, el rezo del Rosario y el rezo de la Salve a María Santísima.

Con este amplio abanico de experiencias en torno a la fe, los jóvenes emprendieron su camino de vuelta puniendo así punto y final a cuatro días de oración, formación y diversión en la aldea de El Rocío.