Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza y la Exclusión

Cerca de cuatrocientas personas se congregaron ayer, en la plaza de las Tres Culturas para celebrar el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza y la Exclusión.

La manifestación fue organizada por las Delegaciones Diocesanas de Apostolado Seglar, Acción Caritativa y Social y Migraciones; el Secretariado de Pastoral Obrera; Manos Unidas; Movimientos de Acción Católica y las parroquias quienes quisieron reivindicar ante la sociedad las desigualdades económicas que existen en nuestras ciudades y pueblos.

En el manifiesto afirmaban que “La Iglesia debemos seguir anunciando a Jesucristo como camino de Vida. La Fe, la Esperanza y la Caridad nos hacen mirar a los empobrecidos con compasión. Por este motivo, esta efeméride que conmemoramos no puede quedar en un día, sino que debe ser un impulso para: la oración por las víctimas; la conversión personal para vivir desde la austeridad y la comunión; la ayuda desinteresada y la colaboración con los afectados; y el compromiso que combata desde la raíz el empobrecimiento y la deshumanización”.

La manifestación marchó hasta la parroquia de Nª Señora de la Consolación, donde celebraron la Eucaristía, presidida por Manuel María Hinojosa, Vicario de la Ciudad junto a trece sacerdotes. La colecta estuvo destinada a Manos Unidad.

 
Subsidia Litúrgica Día Internacional por la Erradicación de la Pobreza
Comunicado Día Internacional para la erradicación de la pobreza