Día del Monaguillo

Más de 300 monaguillos de la Diócesis asistieron, acompañados de sus sacerdotes, catequistas y profesores de religión, a la jornada festiva del Día del Monaguillo.

diadelmonaguillloEste año, todo el día giró en torno a San Juan María Vianney- El Cura de Ars- ya que celebramos el aniversario de su muerte y estamos viviendo el Año Sacerdotal. Por eso, el teatro fue de la vida de este sacerdote. Lo representaron los mismos seminaristas. Fue uno de los mejores momentos de la jornada. La obra recorrió toda la vida del Santo Cura, desde la infancia hasta su muerte.
El Vicario General, Fernando Cruz Conde, quiso acompañar a los chicos durante todo el día, y por la mañana dirigió la oración en la que tuvo un entrañable y cariñoso diálogo con todos los monaguillos: les habló de la Eucaristía, del sacerdocio y del seminario. También, los invitó a abrir sus corazones a la llamada del Señor y a no tener miedo a responderle que sí a Dios, que si ya han sentido la llamada que entren en el seminario menor.
Terminada la oración, todos los chicos, acompañados por varios seminaristas, tuvieron un momento de diálogo en el que pudieron compartir sus inquietudes y lo que hacían en sus parroquias como monaguillos. A continuación, viene el momento más esperado por todos: ¡los juegos! Por todo el patio se podían ver corretear, nerviosos y entusiasmados, a los monaguillos. Unos tirando penaltis o encestando balones, otros jugando a los bolos o la diana, otros de pesca o corriendo con sacos y, los más arriesgados, reventando huevos o metiendo la cabeza en agua para comerse la manzana.
Tras el almuerzo, tuvo lugar la entrega de premios a los ganadores de los juegos y un pequeño diploma a cada parroquia.