Decreto para el Viernes Santo

El Obispo ha recordado a través de un Decreto que “la Cuaresma y, especialmente el miércoles de Ceniza y el Viernes Santo, es un tiempo especial de penitencia y conversión”. Para ello, la Iglesia invita a todos los fieles a poner en práctica alguna penitencia particular así como a realizar alguna obra de caridad.

Sobre el ayuno y la abstinencia, la Iglesia recomienda guardar la abstinencia de comer carne todos los viernes de Cuaresma pero además el Viernes Santo tiene particular importancia y significado, porque ayudan a preparar a los fieles para celebrar la Pasión y Muerte de nuestro Señor Jesucristo. Si las actividades procesionales pueden dificultar la práctica del ayuno y la abstinencia, el Obispo aclara que se puede dispensar y sustituir por otra práctica penitencial.

A continuación, adjuntamos íntegro el Decreto.

Decreto Dispensa Viernes Santo 2017