Cursillos celebra una Ultreya en Pozoblanco

La ermita de Jesús de la Columna reunió a un elevado número de cursillistas, que asistieron a la exposición de Eva Muñoz, donde resaltó la importancia del "carisma" del movimiento.

La Ultreya que celebra el Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Córdoba continúa su itinerario por la Diócesis. En esta ocasión, se ha llevado a cabo en Pozoblanco, donde la jornada, que tuvo como sede la ermita de Jesús de la Columna de la localidad del Valle de los Pedroches, contó con la exposición de Eva Muñoz, miembro de Cursillos, quien resaltó la importancia del “carisma que se nos ha confiado para reavivarlo y compartirlo”.

La charla de Muñoz tuvo como eje la explicación del significado de estos encuentros subrayando que el objetivo consiste en mantener “un encuentro con el Señor y celebrar esa presencia constante en nuestra vida y en nuestro movimiento, en un clima de oración y fiesta para compartir nuestra experiencia cristiana”. Además, la cursillista hizo alusión al mensaje del Papa Francisco en la Ultreya celebrada en Roma, “donde nos dijo que estamos llamados a vivir el carisma que se nos ha confiado, que está en el origen de los cursillos de cristiandad y que éste de fruto”.

A la intervención de Muñoz siguieron una serie de actividades entre las que destacó la celebración de la misa que se llevó a cabo en la parroquia de Santa Catalina, de la citada localidad de Pozoblanco.