“¡Cuántas obras buenas ha hecho la Iglesia en el mundo!”

El Sr. Obispo presidió en Villafranca la Solemne Eucaristía para celebrar la reinauguración del templo parroquial de Santa Marina de Aguas Santas y el 300 aniversario del Colegio Jesús, María y José de las Hijas del Patrocinio de María.

Con la iglesia repleta de fieles parroquiales y de personas cercanas a las Hijas del Patrocinio de María, D. Demetrio Fernández presidió el pasado domingo la Eucaristía de Acción de Gracias, que fue concelebrada por el Vicario General, Francisco Jesús Orozco; el párroco, Manuel Roldán; y el Arcipreste del Alto Guadalquivir, Rafael Rabasco.

El Sr. Obispo comenzó su homilía diciendo: “Cuando nos encontramos en una iglesia bonita, nos está recordando que el templo es sagrado. Y el templo sois vosotros”.

Asimismo, haciendo referencia al 300 aniversario de las Hijas del Patrocinio de María en Villafranca, y de su colegio fundado por el Padre Luis Pérez, habló de la educación y de la importante labor que la Iglesia desempeña en los colegios. “La Iglesia no es un parásito, sino la gran bienhechora de la humanidad ¡Cuántas obras buenas ha hecho la Iglesia en el mundo! Y esta es una de ellas". Al hilo de esto, manifestó que "300 años han dejado una huella imborrable en este pueblo, al igual que las Hijas del Patrocinio de María”.

La ceremonia concluyó con la intervención del párroco, Manuel Roldán, y de la superiora general de la Congregación Sor Antonia García, quienes dieron gracias a Dios por todos los milagros recibidos de Él.