Crónica de la Semana Santa en Posadas

La parroquia de Sta. Mª de las Flores de Posadas, ha vivido con una renovada espiritualidad la Semana Santa.

Las celebraciones comenzaron el Domingo de Ramos con la bendición de los ramos de olivos en la Ermita de Santiago y la procesión de los fieles hasta el templo parroquial, donde tuvo lugar la Eucaristía. Tras la celebración, los cofrades más jóvenes de la localidad sacaron en procesión la tradicional borriquita hasta la Ermita de Jesús, acompañados por numerosos fieles.

El Lunes Santo, tuvo lugar en la parroquia la celebración de un acto penitencial. El martes Santo, las mujeres costaleras, de la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno pusieron en la calle dos misterios, “La oración en el huerto” y “El humilde”, que representa el momento en que Jesús es objeto de burla por parte de los soldados romanos. La estación penitencial contó con la banda de música que ha sido organizada por varios jóvenes de la localidad.

El Jueves Santo tuvo lugar la celebración de la cena pascual, previamente los enfermos de la localidad recibieron la comunión. En la celebración se recuperó la tradición de lavar los pies a doce varones que representan a los apóstoles. Posteriormente, se celebró la Hora Santa, un momento de encuentro y meditación ante Jesús sacramentado.

De madrugada, Ntro. Padre Jesús Nazareno, acompañado de su madre, Ntra. Sra. de los Dolores recorrieron las calles de la localidad. En la mañana del Viernes Santo, la comunidad parroquial se reunió para celebrar la muerte del Señor y venerar la cruz. Por la tarde, el Cristo de la Vera Cruz acompañado por Ntra. Sra. de la Soledad, se quedó en su templo por inclemencias del tiempo. La Virgen recorrió las calles el Sábado tras su hijo en el Sto. Entierro de Cristo.

Tras la procesión, los fieles se reunieron para recordar la noche santa de la Pascua.

Mayte Siles