Cristianos de hoy, ciudadanos digitales

Que estamos viviendo en la era de la comunicación digital es evidente. Estar informado de la vida de la Iglesia es una necesidad para muchos. La inmediatez y la actualidad son factores que priman en todos los ámbitos, también en la Diócesis de Córdoba. Las redes sociales son un medio para la difusión del mensaje de la Iglesia

 

Las personas que siguen las redes sociales a diario pueden observar que la Iglesia está presente en todas ellas. El Papa Francisco, por ejemplo, tiene una cuenta de Facebook y de Twitter con millones de seguidores de todo el mundo. A diario el Santo Padre ofrece a los internautas la realidad viva de la Iglesia, consejos espirituales, reflexiones que ayudan a meditar a sus lectores. Con todo ello se consigue una visión más cercana de Sumo Pontífice y de la iglesia. En Córdoba el Obispo, D. Demetrio Fernández, cuenta con sus propias redes sociales. En Twitter alcanza casi los ocho mil seguidores. Otros cinco mil cuatrocientos siguen la información de la Diócesis en esta misma red social. En Facebook cuatro mil quinientos seguidores se informan cada día de la actualidad de la Diócesis. El Cabildo Catedral de Córdoba está presenta también en las principales redes sociales. Su actividad, museo, horarios, conciertos, exposiciones, misas importantes, son algunas de las publicaciones que se pueden ver. Una entidad viva, con siglos de historia que ha sabido muy bien adaptarse a los tiempos.

Si observamos la presencia en las redes de la Diócesis de Córdoba detectamos que son muchas las Parroquias que ya cuentan con ellas, Facebook, Twitter e incluso páginas web o blog. Pero no sólo las parroquias tienen presencia, también la tienen las delegaciones como por ejemplo, la Delegación de Juventud, la Delegación Familia y Vida, la Delegación de Misiones, o la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar, entre otras. Los seminarios, los colegios e incluso muchos sacerdotes son algunos de los ejemplos que podemos encontrar.

Por su parte, hay que destacar también la página web de la Diócesis de Córdoba, en la que a diario se puede ver la actualidad de la provincia. En sus redes sociales los internautas pueden leer el evangelio, escuchar las homilías del Obispo o ver reportajes de actualidad, entre otras cosas. Las intervenciones en radio y televisión terminan volcadas en la web para poder escucharlas a posteriori en caso de no haberlo podido hacer en directo.

Sería imposible citar todas las parroquias que cuentan con redes sociales. De Córdoba capital son muchas y algunas han conseguido ya tener un gran número de seguidores, es el caso de la Parroquia de la Trinidad, tiene su propia página web, con lo más destacado del presente y del pasado de la misma. Un perfil Facebook con casi tres mil seguidores en el que se publica el movimiento diario de la pastoral. Como ha explicado su párroco, José Juan Jiménez, “hay una apuesta decidida por parte de la Parroquia de potenciar las redes sociales como una herramienta extraordinaria para la evangelización”. San Vicente Ferrer es otro ejemplo, con más de dos mil seguidores en Facebook, Pablo Garzón, párroco, recuerda que “la iniciativa surge de la idea de estar presentes a través del mundo digital”, pretenden que todo lo importante ocurrido o programado sea público.

Tomás Pajuelo, párroco del Beato Álvaro de Córdoba señala que las redes sociales “en el siglo XXI son la única manera de poder abarcar ese campo de los alejados que de otra manera no se consigue”. Tienen su propia página web y perfil en Twitter y Facebook, considera que es “un modo eficaz, nuevo y actual para poder llegar a los fieles y especialmente a los más jóvenes”.

En muchas poblaciones no es raro encontrar la incursión de parroquias en el mundo digital, un ejemplo sería la Parroquia de San Sebastián de Pozoblanco. El párroco, Aníbal Miller Cantero, explica que llevan 4 años con un blog que recibe una media de dos mil visitas a la semana. El blog “está pensado para ser un medio que dé a conocer el testimonio de personas que forman parte de la parroquia y que pasan desapercibidas”, además de servir como herramienta “para que los avisos parroquiales, noticias y breves reflexiones lleguen a la mayor cantidad de parroquianos”.

No podemos pasar por alto la presencia de las Cofradías y Hermandades en Internet. Todo lo que rodea la Semana Santa es actual, es frecuente encontrar hermandades en las redes, Facebook, Twitter e Instagram son las principales. Miles de seguidores sienten la necesidad de saber las actividades de las hermandades, sus cultos, sus programaciones, e incluso las bandas que cada año acompañarán en las estaciones de penitencia.

Existen ejemplos donde los cristianos pueden informarse. Católico defiende tu fe, Jóvenes católicos, Yo también tengo un buen amigo sacerdote, o la Conferencia Episcopal, entre otras opciones. Leer el evangelio del día en cualquier momento o tener reflexiones para compartir con internautas de todo el mundo, son algunas de las oportunidades que ofrecen este tipo de páginas.

Hay siempre que saber cómo utilizar cada herramienta y dosificar la información que se ofrece, la necesidad de estar informados no puede llevarnos a la confusión de que todo se puede publicar o de que todo tiene valor.

En La Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de 2103, el Papa Benedicto XXVI ya alertaba de que “el ambiente digital no es un mundo paralelo o puramente virtual, sino que forma parte de la realidad cotidiana de muchos, especialmente de los más jóvenes. Las redes sociales son el fruto de la interacción humana pero, a su vez, dan nueva forma a las dinámicas de la comunicación que crea relaciones; por tanto, una comprensión atenta de este ambiente es el prerrequisito para una presencia significativa dentro del mismo”.