Consejo de Laicos, primera reunión del curso 2013-2014

El Consejo Diocesano de Laicos reúne a representantes de todos los laicos de la diócesis, permitiendo una articulación orgánica de todos los fieles laicos de la diócesis de Córdoba, ejerciendo una corresponsabilidad en la vida y misión de la Iglesia. Se reúne dos veces al año y en él están representados todos los territorios de la diócesis y todos los grupos, carismas y comunidades que viven en la diócesis.

El sábado 21 de septiembre tenía la primera reunión de este curso pastoral en la Casa de Espiritualidad San Antonio, presididos por D. Demetrio, obispo de la diócesis, que dirigió la oración inicial y saludó a todos los presentes. Junto a él el nuevo delegado diocesano de apostolado seglar, Salvador Ruiz Pino, comenzó la sesión con una breve ponencia sobre la identidad y misión del laico en la Iglesia, y concretamente en nuestra diócesis, acentuando la unión con Jesucristo, la comunión eclesial, el sentido misionero y el acercamiento a los pobres.

Ponencia Salvador Ruiz

A continuación, Francisco Gómez San Miguel, presidente de la Agrupación de Cofradías de la ciudad, dio una amplia información sobre el Viacrucis Magno que se ha celebrado en Córdoba el pasado 14 de septiembre en la fiesta de la Santa Cruz. Hizo una descripción de los preparativos, de las motivaciones, de todos los pasos dados, y explicó su desarrollo y la gran devoción y silencio de los participantes y asistentes, que concluyó en la Santa Iglesia Catedral, templo principal de la diócesis, con la adoración eucarística y las palabras del Obispo, para volver cada uno de los pasos a su sede canónica a lo largo de toda la noche. Se calculan cerca de doscientos mil participantes, muchos de ellos venidos de fuera. La ciudad se volcó en este acto de piedad popular con motivo del Año de la Fe, y ha servido como referente del buen hacer de las Cofradías.

D. Demetrio presentó su Carta pastoral al inicio del curso 2013-2014, “Córdoba: una diócesis en estado de misión. En el año de Osio, confesor de la fe, obispo de Córdoba”, resumiendo y glosando sus distintos aspectos: Impronta misionera de una diócesis en estado de misión, Año de la Fe, Año jubilar de San Juan de Ávila y los miles de peregrinos a su sepulcro, próximo Congreso sobre Osio de Córdoba, lectura de Lumen Gentium para este curso (a los 50 años del Concilio), estudio de los Sacramentos (a los 20 años del Catecismo) y sus implicaciones pastorales, el tema de los pobres en la Iglesia, la cultura que la Iglesia promueve, etc.

Un café sirvió para la comunicación y el saludo de todos los participantes entre sí, en un clima de mutuo conocimiento y deseo de participación en la tarea común de la evangelización.

La sesión se reanudó con la propuesta del Obispo sobre la Acción Católica General y la necesidad de su implantación en todas las parroquias, en orden a articular ese laicado que vive, se nutre y participa en la vida de la parroquia, “los laicos de la diócesis”, presentando al nuevo presidente diocesano de ACG, Salvador Ruiz Pino, delegado diocesano de apostolado seglar y al nuevo consiliario diocesano, D. Jesús Poyato Varo, vicario episcopal de la ciudad. “Hemos de impulsar la Acción Católica General en todas las parroquias de la diócesis”.

Un espacio amplio concedió el turno jugoso a las intervenciones de los distintos miembros, que tuvieron oportunidad de presentar sus trabajos, sugerir iniciativas, hacer preguntas y propuestas, asumir y subrayar distintos aspectos de los tratados en esta sesión de comienzo del curso pastoral.

A las 14 horas concluyeron los trabajos con el rezo del ángelus.