Consagración religiosa de dos ‘Esclavos de la Eucaristía’

La ceremonia de consagración se celebró en la capilla de la Ermita de Nuestra Señora de la Salud, junto al convento de San Miguel y de los santos Ángeles de Córdoba, su lugar de residencia.

esclavosFray María Rafael y Fray Miguel María, dos miembros de la Congregación de los Siervos de la Eucaristía y María Virgen, hicieron su consagración religiosa entregándose a Dios en pobreza, castidad y obediencia ante el padre Rolando María, General de esta comunidad mariana, centrada en el culto permanente a la Santísima Eucaristía.
Sus ofrecimientos como Esclavos de Amor a Jesús Eucaristía y a María Virgen tuvo lugar el martes 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción de María.
Los jóvenes frailes habían llegado, en septiembre de 2009, procedentes de Puerto Rico para formarse como futuros sacerdotes en el Seminario de San Pelagio de Córdoba. Tras su período de noviciado, en el que profundizaron en el conocimiento de la llamada de Dios y el carisma de la fraternidad, abrazaban con voto público los consejos evangélicos. Su misión es vivir en Adoración de la Eucaristía, en la veneración singular a María desde su pequeña Capillita de Gracias y en la proclamación del Misterio de Cristo desde un estilo de vida silente, orante y de victimación en Holocausto de Amor con Jesús Eucaristía para fecundidad de la Iglesia y gloria de Dios.