Comunión y Liberación celebra el 13 aniversario de la muerte de su fundador

Este movimiento también ha llevado a cabo un retiro de Cuaresma dirigido por el responsable nacional

El pasado 22 de febrero, el Movimiento de Comunión y Liberación celebró la misa por 13 aniversario de la muerte de Don Giussani y el 36 aniversario del reconocimiento Pontificio de la Fraternidad de Comunión y Liberación, en la parroquia de Nuestra Señora de la Aurora en Córdoba. Fue concelebrada por el Obispo, Mons. Demetrio Fernández; el Consiliario del movimiento en Córdoba, Agustín Moreno; y el párroco, Jose Luis Camacho.

Antes de la celebración de la Eucaristía se reunieron en los salones de la parroquia para conversar con el Obispo y mostrarle lo que viven en la Diócesis desde la experiencia del movimiento. Don Demetrio les expresó la alegría que supone que salgan al mundo a mostrar lo que viven a través del carisma.

En su homilía, Don Demetrio, se centró en las tres palabras que más le conmueven de Don Giussani: asombro, encuentro y pertenencia. Asimismo en varias ocasiones hizo referencia a la frescura de su carisma y pidió se le conceda pronto la santidad, por la cantidad de personas a las que ha acompañado en el camino hacia el Señor.

Por otra parte, el pasado 24 de febrero, tuvo lugar en la parroquia de Nuestra Señora de la Esperanza, el retiro de Cuaresma de la Fraternidad de Comunión y Liberación de toda Andalucía, con la asistencia de Ignacio Carbajosa, responsable del movimiento en España y su consiliario en Córdoba, Agustín Moreno. El párroco Leopoldo Rivero, colaboró en el desarrollo de dicho retiro.

Ignacio Carbajosa afirmó que “La Cuaresma es un tiempo de gracia, porque nace de la alegría de la Resurrección y nuestra vida está dominada por la pasión, muerte y resurrección de Cristo”.