Comienza la Semana de la Familia

Ayer, 12 de mayo, se inauguró la XIX Semana de la Familia que este año tiene como lema “El desafío pastoral de la familia”. Tres ponencias, del 12 al 14 de mayo, explican los problemas y la realidad social en este camino hacia los dos sínodos de la familia convocados por el Papa Francisco.

En la tarde del 12 de mayo, se inauguró la Semana de la Familia que este año lleva por lema “El desafío pastoral de la familia” y que se está celebrando hasta el día 14 en el salón de actos del Palacio Episcopal.

En la primera ponencia, Antonio Prieto, Rector del Seminario Mayor y Consiliario de la Delegación de Familia y Vida,  expuso el tema: “Dos sínodos sobre la familia”. Una conferencia que sirvió para contextualizar la situación que está viviendo hoy en día la familia en el marco de los dos sínodos convocados por el Papa Francisco, el primero de ellos tendrá lugar en octubre de 2014 para analizar la situación actual de la familia y el segundo, ya en 2015 para llevar a cabo acciones pastorales concretas.

Antonio Prieto explicó que en la actualidad la evangelización de la familia debe contemplar problemáticas como “las parejas de hecho y de divorciados vueltos a casar, el llamado matrimonio homosexual o la familia monoparental”, situaciones que además se dan “en un clima cultural caracterizado por la debilidad para asumir compromisos definitivos y por un marcado pluralismo relativista en la concepción del matrimonio”. Ante esta situación, el Consiliario de la Delegación de Familia y Vida resaltó que “la propuesta de la Iglesia sobre la Familia es, más que nunca, urgente y necesaria”.

Hoy 13 de mayo, intervendrá Fernando Alberca, profesor del Centro de Magisterio “Sagrado Corazón”, quien hablará de las “Consecuencias en los hijos de la separación de los padres”.

Finalmente, el miércoles 14 las jornadas se clausurarán de la mano de Joaquín Alberto Nieva, Promotor de Justicia del Tribunal de la Rota de la Nunciatura Apostólica en Madrid, que intervendrá con la ponencia “Del divorcio a la nulidad”.