Círculo de Silencio por la explotación laboral de los inmigrantes

Estos encuentros se celebran el cuarto jueves de cada mes desde hace un año en Córdoba

La Mesa Diocesana de Migraciones, compuesta por la Delegación de Migraciones y otras entidades cristianas cordobesas que trabajan con migrantes, han organizado el último Círculo de Silencio “No a la explotación laboral de los inmigrantes”. Se celebró, como es habitual, en el Bulevar Gran Capitán junto a la parroquia de San Nicolás el pasado 24 de octubre.

El Círculo de Silencio se reúne el cuarto jueves de cada mes, desde hace un año, para solidarizarse con diversas realidades de los migrantes. El desarrollo del mismo es similar en todos los encuentros, comienza con la lectura del manifiesto, posteriormente suelen tener testimonios, en esta ocasión de personas que han puesto voz a inmigrantes que ha sufrido explotación laboral. Continúan con diez minutos de silencio y terminan con una canción, en este último, “Yo soy inmigrante” del boliviano Luis Gamarra.