Celebración jubilar del Cursillo de Cristiandad número mil

Con ocasión de la celebración del Cursillo de Cristiandad número mil en Córdoba, la Penitenciaría Apostólica, en nombre del Santo Padre Benedicto XVI, ha querido destacar la importancia de este acontecimiento con la concesión de Indulgencia plenaria.

El Sr. Obispo, Mons. Demetrio Fernández González, ha publicado un decreto concretando las condiciones para poder recibir dicha Indulgencia y ha insistido en la necesidad de la preparación, especialmente mediante la confesión sacramental, que permitirá la reconciliación con Dios y con los hermanos, además de facilitar el estado de gracia necesario para lucrar la Indulgencia. Con esta ocasión, ha recordado que «la doctrina y la práctica de las indulgencias en la Iglesia están estrechamente ligadas a los efectos del sacramento de la Penitencia.

La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal de los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por la mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos. La indulgencia es parcial o plenaria según libre de la pena temporal debida por los pecados en parte o totalmente. Todo fiel puede lucrar para sí mismo o aplicar por los difuntos a manera de sufragio, las indulgencias tanto parciales como plenarias (Código de Derecho Canónico, cann. 992-994)» (Catecismo de la Iglesia Católica,n. 1471).

Para lucrar la Indulgencia plenaria es necesario estar verdaderamente arrepentidos del pecado cometido y cumplir las condiciones acostumbradas (Confesión sacramental, participación en la Eucaristía y comulgar y orar por las intenciones del Santo Padre). Podrán obtenerla los fieles que participen en el citado Cursillo de Cristiandad número Mil, quienes asistan a la clausura del Cursillo y se unan espiritualmente a este evento. También los fieles que participen en la Santa Misa que se celebrará el domingo 22 de Enero, a las 13:00 h., en la Santa Iglesia Catedral de Córdoba, en acción de gracias con ocasión de la celebración de este Cursillo y los fieles que estando legítimamente impedidos no puedan participar estando presentes pero que se unan espiritualmente a través de la retransmisión televisiva de dicha celebración eucarística.