Celebración de la institución de lector y acólito en el Seminario Mayor San Pelagio

La capilla del Seminario Mayor San Pelagio se vistió ayer de fiesta para celebrar la institución de nueve seminaristas como lectores y tres como acólitos.

La Santa Misa estuvo presidida por el Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández y concelebrada por los rectores de los seminarios Conciliar San Pelagio y Misionero Redemptoris Mater, los formadores y demás sacerdotes que han acompañado a los seminaristas en este camino hacia el sacerdocio. También estuvieron presentes sus familiares, amigos y compañeros seminaristas.

El Sr. Obispo explicó en la homilía el significado de esta celebración: "La institución de estos seminaristas como lectores y acólitos. Ministerios que la Iglesia también concede a los laicos pero que en vuestro caso son requisito necesario para acceder al sacramento del orden". Asimismo, indicó que ambos ejercen su servicio en la Eucaristía. El ministerio de lector consiste en leer la Sagrada Escritura y meditarla, y el ministerio de acólito se desarrolla en la mesa del altar del sacrificio y conlleva una actitud de servicio a Dios y a los hombres.

De otro lado, el prelado afirmó: "éste es un ministerio que os compromete en este camino a ser sacerdote". Ambos ministerios desembocarán posteriormente en el diaconado y se anticipan al ministerio sacerdotal.

Finalmente, el Obispo de la Diócesis encomendó a los seminaristas a la Virgen Inmaculada para que los guíe e interceda por ellos.