Campamentos de Verano en la Diócesis

La diócesis de Córdoba se convierte en estos meses de verano en un constante ir y venir de jóvenes en busca de conocer nuevos testimonios de fe y de vida. Mediante actividades culturales, deportivas y catequéticas, numerosos grupos de distintas parroquias y movimientos han disfrutado y están disfrutando de una amplia oferta de campamentos, en la que no sólo se les brinda la posibilidad de profundizar en su fe, sino de conocer nuevas personas y compartir con ellas unos días de convivencia.

Acción Católica, la parroquia de Santa Rafaela María de Córdoba, la de la Inmaculada de La Carlota, La Trinidad, Cañero o el barrio Naranjo han sido algunos de los lugares en los que numerosos grupos de jóvenes han confeccionado un programa de actividades de verano con multitud de propuestas de diversas características, desde campamentos fuera de la ciudad, hasta una escuela de verano en la parroquia, entre otras. Todo con el fin de aprovechar las vacaciones y ofrecer a los chicos y chicas momentos de encuentro con el Señor y con otros jóvenes con los que comparten inquietudes.

 

ACCIÓN CATÓLICA

Una año más, Acción Católica General ha organizado sus campamentos de verano en la Sierra gaditana de Grazalema, del 7 al 13 de julio, y en la aldea de El Rocío, del 5 al 10 de julio.

Más de 60niños de entre 8 y 14 años han disfrutado de numerosas actividades lúdicas y deportivas, así como catequéticas y eucarísticas en Benamahoma, acompañados por los sacerdotes Carlos Gallardo y José Almedina; mientras que unos 40 jóvenes de hasta 18 años, han estado de convivencia en El Rocío, junto al sacerdote Pablo Lora.

PARROQUIA DE LA INMACULADA DE LA CARLOTA

Con el lema “Padre Nuestro”, la parroquia de La Inmaculada Concepción de La Carlota también está llevando a cabo sus campamentos de verano. Catequesis, talleres, playa, piscina, visitas guiadas, rutas y momentos para el encuentro con Dios son algunas de las actividades realizadas por los más de 140 jóvenes que, del 13 al 20 de julio, están participando en estos campamentos. Unos campamentos que se están desarrollando en El Rocío y que cuentan con 40 monitores, 20 cocineros y el párroco José Antonio Jiménez.

PARROQUIA DE SANTA RAFAELA MARÍA

Igualmente, muchos jóvenes de la Diócesis no sólo han podido participar en actividades fuera de la ciudad, sino que algunos de ellos, como los niños de la parroquia de Santa Rafaela María, también han asistido a un campamento urbano. Cinco días –del 25 al 29 de junio- en los que a través del trabajo voluntario de varios jóvenes, los asistentes han profundizado en varios pasajes de la Biblia, rezos y distintas actividades de formación y juegos: cantos, bailes, globoflexia, incluso una gymkana basada en el Santo Rosario por el parque de “las setas”, situado junto a la parroquia. En total asistieron 32 niños y 6 monitores.

PARROQUIA DE SANTA VICTORIA

Por otro lado, la parroquia de Santa Victoria del barrio Naranjo lleva a cabo nuevamente sus campamentos de verano, en esta ocasión, en el camping municipal de Benamejí. Allí, del 15 al 21 de julio, casi un centenar de niños y una treintena de monitores dedican su tiempo a reflexionar sobre la realidad del mundo que nos rodea a través de diversas catequesis, así como a compartir ratos de oración y de entretenimiento.

PARROQUIA Y COLEGIOS DE LA TRINIDAD

También en Benamejí, bajo el lema “Descubre tu tesoro”, 40 niños y 10 monitores de edades comprendidas entre 9 y 12 años, han estado unos días de acampada realizando actividades lúdicas y catequéticas, acompañados por el sacerdote Antonio Navarro.

En total seis días, en los que los niños han descubierto la gran riqueza de ser seguidores de Cristo, a la vez que han disfrutado de jornadas de rafting por el río Genil, excursiones a la playa y diversas aventuras.

PARROQUIA DE SAN VICENTE FERRER

Por su parte, el barrio de Cañero también ha innovado este verano y ha propuesto una escuela de verano a través de un grupo de padres de la parroquia de san Vicente Ferrer que han dispuesto en las instalaciones de la parroquia diversas actividades para todo el mes de julio.

Actualmente, están asistiendo 60 alumnos, de entre 4 y 12 años, acompañados por 5 monitores, que dirigen talleres literarios, de baile, clases de apoyo, de religión… incluso comparten momentos de diversión en una piscina instalada para la ocasión.