Campamentos de verano del Movimiento JUNIOR de A.C

Los niños de la provincia han participado en diversas actividades durante los días 26 y 31 de julio, centradas en el tema de la amistad

campamento juniorEntre los días 26 y 31 de julio los chicos del Movimiento JUNIOR de A.C. de Córdoba, han celebrado el campamento diocesano en La Carlota. Han participado alrededor de 50 personas entre niños y educadores procedentes de las parroquias de: Montilla, Cabra, Valsequillo y Córdoba.
En el campamento han trabajado el tema de la amistad, especialmente las relaciones entre los jóvenes en la escuela y en la pandilla. Para ambientar el campamento se ha recreado el mundo del espectáculo transformándolo todo en un gran plató de televisión. También han reflexionado sobre cómo es el tipo de amistad que tienen y las formas de relacionarse; y han comprobado que suelen buscar amigos en los que confiar sus secretos, con los que les gusta divertirse y compartir aficiones comunes, amigos con los que se apoyan mutuamente, y dentro del JUNIOR amigos con los que además están unidos por la amistad con Jesús.
También han descubierto que, aunque les gustaría ser amigos de todo el mundo, a veces esto no es posible porque se molestan entre ellos, no se respetan y hay niños que les obligan a comportarse de una manera que no les gusta.
Después de ver todas estas cosas han leído varios textos del Evangelio (el buen samaritano, la comunidad en los Hechos, Marta y María, el lavatorio de los pies…) y han visto que Jesús les anima a: estar siempre al lado de los que les necesitan, compartir con los demás lo que son y lo que tienen, atender a los amigos que necesitan su afecto y su dedicación y tener una actitud de servicio hacia ellos.
Se han comprometido personalmente a tener presentes estas actitudes en su vida diaria y también en el grupo del JUNIOR en la parroquia. Han decidido hacer un compromiso diocesano consistente en un encuentro en Valsequillo el próximo curso para conocer a los nuevos niños y niñas del JUNIOR, para hablar de la amistad, para jugar y para celebrar la Eucaristía.
Han sido unos días muy divertidos con juegos y dinámicas que les han ayudado a reflexionar y a compartir la alegría. Jesús se ha hecho presente todos los días mediante la oración y con la Eucaristía al terminar el campamento. Tienen muchas ganas de verse otra vez en el Encuentro diocesano en Valsequillo y en el campamento del año que viene.