Beatificación de María de la Purísima de la Cruz

D. Demetrio Fernández asistió a la ceremonia que tuvo lugar el pasado sábado en Sevilla.

mariapurismaEl día 18 de septiembre el cardenal Mons. Ángel Amato beatificó en Sevilla, en nombre del Santo Padre, a la madre María de la Purísima de la Cruz en una ceremonia multitudinaria que tuvo lugar en el Estadio Olímpico de la Cartuja en Sevilla.
María de la Purísima nació en el año 1926 y murió en 1998, y hoy doce años más tarde culmina el proceso de beatificación tras serle atribuida la milagrosa curación de la niña onubense Ana María Rodríguez Casado, que nació sin la vena cava inferior y con una cardiopatía congénita en 2001 en La Palma del Condado (Huelva). La pequeña asistió a la beatificación y recibió la primera comunión durante la ceremonia, a la que asistieron unas 50.000 personas.
Su Santidad Benedicto XVI saludó desde su visita en Reino Unido para la beatificación de J. H. Newman, a la Diócesis de Sevilla e invitó a seguir el ejemplo de María de la Purísima de la Cruz con estas palabras: “Que la beata María inspire a las jóvenes a seguir su ejemplo de amor incondicional a Dios y al prójimo”.
A continuación, le ofrecemos la alocución completa de D. Juan José Asenjo, Arzobispo de Sevilla, tras la ceremonia de beatificación.

 
Alocución del D. Juan José Asenjo