Audiencia del Papa Benedicto XVI en la Basílica de San Pedro

Miles de fieles y periodistas se han concentrado hoy en el aula Pablo VI del Vaticano para presenciar la primera aparición pública del Santo Padre tras el anuncio de su renuncia.

"Agradezco a todos por el amor y la oración con la que me habéis acompañado. Gracias. He sentido casi físicamente en estos días para mí nada fáciles la fuerza de la oración, que llega gracias al amor por la Iglesia y a vuestra oración. Continuad rezando por mí, por la Iglesia y por el futuro Papa. El Señor lo guiará". Con estas palabras se ha dirigido Benedicto XVI a todos los presentes, a los que también les ha explicado que su decisión ha sido tomada "con plena libertad, para el bien de la Iglesia, después de haber orado largamente y tras examinar mi conciencia delante de Dios". Asimismo, ha agregado que es "consciente de la importancia del hecho, pero también consciente de no ser capaz de llevar a cabo el Ministerio Petrino con la fuerza física y el espíritu que lo requiera". "Me apoya y me ilumina la certeza de que la Iglesia es de Cristo, el cual nunca le hará faltar su guía y su cuidado", ha asegurado.

La gran ovación de fieles allí presentes ha respondido con un gran aplauso y numerosas muestras de cariño.

Por su parte, el portavoz de la Oficina de Prensa del Vaticano, el padre Federico Lombardi, ha indicado que a partir del día 28 quedan suspendidos todos los actos previstos, después de que el Santo Padre salga en helicóptero desde la Basílica de San Pedro rumbo a la residencia de Castelgandolfo, a las 17.00 horas, y que el cónclave será convocado entre el 15 y el 20 del mes de marzo.

Benedicto XVI volverá a aparecer en público esta tarde, para presidir los ritos del Miércoles de Ceniza, que dan inicio a la Cuaresma, que por primera vez celebrará en el Vaticano y no en la basílica de Santa Sabina, en la colina romana del Aventino, como es tradición. El papa oficiará la misa a las cinco de la tarde, hora local (16.00 GMT), en la basílica de San Pedro del Vaticano, donde impondrá y recibirá las cenizas.