“Atrévete al acompañamiento de apóstoles”

II Encuentro General de Consiliarios de Acción Católica General.

logo de ACGLa Casa de Espiritualidad “Santa María” de la Institución Javeriana ha sido el marco en el que los días 13 y 14 de septiembre se ha celebrado el II Encuentro General de Consiliarios de Acción Católica General, en el que han participado 35 presbíteros, llegados de 22 diócesis.
También en este Encuentro, han participado Mons. Atilano Rodríguez, Obispo de Ciudad Rodrigo y Consiliario de la Acción Católica Española, Alfonso Gil, Vice-Consiliario de la Acción Católica Española, y los miembros de la Comisión Permanente de Acción Católica General.
El lema que ha enmarcado el trabajo de estos dos días ha sido “Atrévete al acompañamiento de apóstoles” y con la reflexión compartida se ha buscado profundizar en nuestro acompañamiento, destacando que la tarea del consiliario consiste en acompañar apóstoles, no simples discípulos que nos escuchan a nosotros, para que juntos podamos construir, desde la corresponsabilidad, la Comunidad Parroquial.
El Encuentro ha tenido como punto de partida un VER, en el que se presentaron tres experiencias de consiliarios, destacando lo que nos aporta a los consiliarios el acompañamiento a los laicos: José Ignacio Pérez (Diócesis de Mérida-Badajoz) lo hacía desde el “corto tiempo” que lleva en la AC, cómo lo estaba viviendo, lo que le suponía, lo que le aportaba a él y a la parroquia; Manu de las Fuentes, perteneciente a la Diócesis de Bilbao, destacaba que vivía el acompañamiento como su tarea, no como algo añadido, ni como hobby, sino como lo propio de su ministerio; César González de la Diócesis de Ourense, destacaba cómo hay que flexibilizar las cosas debido a la movilidad geográfica y los horarios laborales, estudiantiles.
En este momento del VER también hubo testimonios por parte de los laicos. Tania Martínez, responsable del Sector de Adultos de ACG y David Cantero, responsable del Sector de Jóvenes de ACG, nos ofrecieron su experiencia de cómo son acompañados, y pistas para poder realizar mejor nuestro servicio de acompañamiento.
El JUZGAR, se realizó teniendo presentes las experiencias, nos dejamos interpelar desde la Palabra de Dios mediante un Estudio de Evangelio sobre diferentes textos que muestran el acompañamiento de Jesús a los apóstoles. Primero, nos acercamos al Evangelio desde nuestra reflexión y oración personal para ver cómo nos situamos ante lo expuesto y en un segundo momento, trabajamos por grupos confrontando nuestra palabra con la Palabra de Jesús.
Con la puesta en común de las reflexiones de los grupos extrajimos las llamadas, llegando a las siguientes conclusiones y pistas de ACTUACIÓN:
1. El acompañamiento es tarea constitutiva del ministerio, a la vez fuente de gozo y sufrimiento cuya finalidad es dar a conocer a Jesucristo de forma personalizada, enseñando a mirar la vida con los ojos de Dios.
2. El acompañamiento parte de la llamada de Jesús a cada persona, y tiene una pedagogía de propuesta-respuesta y acción-reflexión, en conversión creciente, que ayudaba a los apóstoles a ir asumiendo compromisos cada vez mayores en la construcción del reino.
3. El acompañamiento ha de ser grupal y también personalizado, se complementan mutuamente.
4. Hemos de ser conscientes de que el acompañamiento no es “perfecto”, tiene fallos y encontraremos regresiones. La cruz es un elemento esencial del acompañamiento.
5. El acompañamiento marca el ministerio pastoral, lo enriquece y por eso, debemos estar dispuestos a superar miedos y a dejarnos también acompañar.
Como indicó Mons. Atilano Rodríguez, Obispo consiliario de la Acción Católica, hoy en las comunidades parroquiales nos encontramos con bautizados pero que no han asumido lo que es ser cristianos. Urge formar cristianos adultos en la fe y corresponsables en la misión, debemos entrar con decisión en la dinámica de la nueva evangelización, y la Acción Católica General es el instrumento idóneo, uno de los principales cauces para que surja ese laicado que hoy necesitamos en la Iglesia, porque acompañamos desde la Acción Católica General a la comunidad parroquial y a la diócesis.
La mesa compartida, las celebraciones de la Eucaristía y los momentos de convivencia completaron el desarrollo del Encuentro que ha sido valorado por los participantes en el mismo como plenamente satisfactorio.